rss 0.92 | rss 1.0 | rss 2.0 | atom
:: Neoliberalismo

Elecciones en Europa: Globalismo, Continentalismo y Universalismo

En este artículo vemos como el capital financiero globalizado procura desestabilizar a la Unión Europea. Con bombos y platinos celebran que este proyecto se cae a pedazos: primero el Brexit y luego seguirían triunfando los partidos euroescépticos de Holanda y Francia y por ende caería Merkel en Alemania. El nacionalismo es propagado por las fuerzas globalistas para que actúen en contra el Continentalismo de la Unión Europea. Un fenómeno muy interesante es que los partidos nacionalistas, a fin de obtener cierto peso a nivel político, se han organizado en partidos trans-europeos para entrar al Parlamento Europeo. Con ello su ira contra el Continentalismo de la Unión Europea podría transformarse en una alineación con el Universalismo Multipolar. La dirección definitiva si el mundo se mueve hacia un Estado Global o más bien en dirección del Universalismo Multipolar depende no en menor medida del camino que sigue Trump.



Trabajo productivo vs Trabajo improductivo: ¿Cómo categorizar la geopolítica hoy?

Analizar el concepto de trabajo productivo vs trabajo improductivo es relevante para mejor entender la contradicción existente entre las fracciones de capital invertidas en la producción de riqueza y la fracción creciente y cada vez más dominante orientada a la apropiación de valor excedente. Conforme se expande el capital financiero y presiona de manera exacerbada sobre la apropiación y redistribución del excedente, no solo pone en conflicto estas diferentes fracciones de capital sino revela la eventual subordinación de una a la otra. Lo anterior define el cuadro geopolítico de hoy. Hoy se escribe y habla más del Estado profundo en EUA ya que es preciso saber que el principal conflicto se da en este país y es entre dos capitales cuya fuerza está basada en diferentes formas de trabajo improductivo.
Las contradicciones entre fuerzas de capital productivo e improductivo van al extremo con el nacionalismo industrialista de Trump cuya política choca frontalmente con el capital financiera global pero también tiene contradicciones con la oligarquía financiera continentalista, ambos derivando su fuerza geopolítica al trabajo improductivo. Es nuestra tesis que el nacionalismo industrialista antioligárquico tiene más probabilidades de ser contenido o subsumido por el universalismo multipolar industrialista productivo de los BRICS-Ampliado que por el capital financiero globalizado. He aquí el punto de partida de nuestro análisis.



Globalización, Desglobalización, Capital y Crisis Global

Se ha abierto el debate acerca de si la Globalización ha muerto, si está viva, moribunda, incluso si es o no es. Consideramos importante e imprescindible participar de este debate iniciado por el compañero García Linera porque nos permite y obliga a tratar uno de los temas de mayor centralidad y actualidad, y de alto impacto político estratégico su comprensión y resolución. En este sentido haremos nuestras reflexiones y consideraciones siempre desde el lugar del más profundo respeto reconociendo en él no sólo su capacidad científico-académica para tratar el tema sino, fundamentalmente su legitimidad política para llevarlo a cabo.



El mundo con Trump en el año 2017

El plan estratégico que Obama ha seguido debilitando la influencia norteamericana en la política exterior como nación hegemónica, ya que el proyecto del capital financiero globalista no tiene el objetivo de construir ´Otro siglo norteamericano´, sino un gobierno global por encima de todas las naciones incluso por encima de EUA.
Por otro lado, con la visión de la seguridad nacional y ´Make America Great Again´, la administración Trump empieza a mostrar la heterogeneidad de su composición de poder. Por un lado, ya se perfilan en su gabinete los actores del continentalismo unipolar financiero con la posible presencia muy fuerte de Goldman Sachs y sus CEO´s, del complejo industrial militar y sus generales, más la Exxon-movil, Rockefeller y Kissinger.
Se orienta a enfrentar a China e Irán y utilizar a Putin y Rusia para evitar la posibilidad que se realice una Eurasia unificada como multipolarismo Brics, proyecto que significa un contrapeso muy grande para las ilusiones tanto de un mundo unipolar con un enfoque nacionalista y neoconservador norteamericano como de un mundo unipolar bajo la hegemonía del capital financiero globalizado.
El unipolarismo continental financiero cuando se plantea el aumento de tasas de interés, desde la Fed o desde el tesoro de EUA, lo hace para reorientar el flujo de capitales ficticios de la gran burbuja financiera desde las economías emergentes hacia los EUA. Para desfinanciar al unipolarismo global y a los Multipolarismos, pero también para repotenciar la infraestructura de los EUA y recuperar la centralidad de motor de la economía mundial.
En este sentido coincide, con el continentalismo, en el enfrentamiento con China y el globalismo financiero de los Obama-Clinton. Pero se enfrenta con el Contientalismo unipolar cuando plantea la necesidad del TLCAN/Nafta. Y coincide con el multipolarismo Brics cuando ve la oportunidad de ser parte de la nueva ruta de la seda.



Elecciones en EUA 2016: Ganó la profundización de la Crisis Global

Si los banqueros actualmente se están acercando a Trump como asesores y miembros de su gabinete, como parece ser el caso, en nuestra opinión es para poder salvarse ante la segura catástrofe económica política y social que viene. Creemos con Jim Sinclair que nos espera una transición profunda ya que este sistema capitalista no tiene arreglo. Un nuevo sistema se está anunciando y el viejo terminará con un un ´big Bang´. Los grandes banqueros han matado al capitalismo y el juego se terminó



Ante qué coyuntura nos encontramos

Parece que hemos entrado en el Imperio del Caos, entendido como lo que resulta de la negativa a aceptar el propio declive hegemónico. Parece que Obama lidió con la decadencia de Estados Unidos, como Gorbachov en la ex URSS. Con la pretensión de California, Hawai y Puerto Rico de separarse de la Unión de Estados parece anunciarse incluso la Perestroika en Occidente. Las tendencias nacionalistas amenazan también la desintegración de la Unión Europea y se vislumbra un retorno al proteccionismo y nacionalismo.
Ante la tesis que los nacionalismos solo generan caos, racismo, xenofobia y hasta fascismo, los globalistas trabajan para poner nuevo orden en el mundo, con un proyecto del Estado Global que estaría por encima de las naciones e incluso por encima de los EE.UU. Para lograr su cometida no se puede descartar en este contexto un golpe, la ley marcial para no mencionar la eliminación física del nuevo presidente.



Elecciones en EE.UU.: Hillary vs Trump

Los globalistas neoliberales que quieren que Hillary continúe con su agenda presidencial son el campo más visible, pero otro campo menos visible pero altamente interesado se da cuenta de que Hillary y su agenda dañarán gravemente la seguridad nacional y su influencia global. Es este campo el que está organizando las “cosas” para que Hillary pierda.
El consenso parece ser que el Establishment y el Estado Profundo ven a Trump como el único podría descarrilar el tren de negocios de los Globalistas Neoliberales.
Una vez que este camino está despejado, la gestión del equipo ejecutivo de Trump puede comenzar en serio, un proceso de gestión dirigido a desacoplar a la nación y su imperio global.
Los datos que el FBI ha puesto a la vista de la sociedad norteamericana impactan de lleno en la legitimidad de Clinton en cuanto a sus capacidades para ser presidenta de los EE.UU. y la hacen perder terreno de modo acelerado, como observamos en la intención de votos de hace 30 días donde ganaba por 12% y los testeos en los distritos hoy donde está perdiendo por 1%.
La situación es tal que, si Hillary se presenta y gana se profundiza la deslegitimidad formal y social interna de su presidencia, lo cual llevaría a una profundización de la crisis social e institucional que está muy relacionada con la fractura en el poder real, estado profundo.
Pero, si gana Trump crece la deslegitimidad sistémica de EE.UU. en tanto lo que triunfa electoralmente para asumir el gobierno es una línea de poder financiero que solo puede imponer su proyecto de mundo por la fuerza militar o sumarse a ser un actor más en el esquema multipolar.
Indiscutiblemente, todo el aparato político bipartidista de Estados Unidos está en crisis, incluida la política exterior de Estados Unidos, marcada por el colapso de la diplomacia, la agenda militar de Estados Unidos y la confrontación con Rusia.



Hacia un mundo multipolar en medio de amenazas de guerra

Cuando el Reino Unido perdería los derechos de libre migración por la UE, en tal caso se perderían unos 35 mil puestos de trabajo en el propio sistema financiero y con el efecto multiplicador que tendría la cifra se duplicaría. El rescate de Deutsche por Qatar y China bien podría costar el puesto al principal ejecutivo del banco el británico por nacimiento John Cryan. Él insistió que el banco no necesitaba buscar fondos frescos hecho que hubiese significado su colapso. En medio de las actuales elecciones no podemos descartar la introducción de la ley marcial en los propios EE.UU. Son diferentes los motivos para aplicar la ley marcial. El 24 de octubre de 2016 el gobierno de Bruselas informó a la Comisión Europea y al gobierno de Canadá que no podrá ratificar el tratado de libre comercio entre la UE y el gobierno de Canadá (CETA). El tratado con Canadá serviría como ensayo del polémico acuerdo con Estados Unidos (TTIP). Alemania, Francia, Rusia y Ucrania trataron en Berlín de desbloquear los conflictos que tienen lugar en Ucrania y Siria conflictos que impedían el desarrollo de Rusia y China cerrándoles las “rutas de la seda” y permitir que la UE se integre al proyecto. Con Gran Bretaña fuera de la Unión Europea, Francia y Alemania están liderando la iniciativa de fortalecer la capacidad europea de dirigir sus propias operaciones de seguridad, una amenaza para el lugar que actualmente la OTAN.



Donald Trump: ¡los mercados colapsarán después de las elecciones!

Conforme el año 2016 avanza el mundo parece estar cada vez más fuera de control. Hay una creciente inseguridad y descontento en el mundo con los actuales gobiernos y no solo en Occidente. Las próximas elecciones en los EEUU puedan desembocar en una completa rebeldía o hasta pueda haber insurrección. No digamos tampoco que las elecciones en Europa prometen ser tranquilas. Podríamos estar en una fase prerrevolucionaria y sin embargo a la vez nos sentimos ante la amenaza de una nueva guerra mundial. Estamos viviendo tiempos como durante la Primera Guerra Mundial y el surgimiento del comunismo, pero a la vez los tiempos parecidos a la Gran Depresión de los años treinta con el ascenso del fascismo. Se siente que algo muy fuerte podrá suceder pero no está claro para la ciudadanía lo que va ser.
Bloomberg ha afirmado que la eventual pérdida de Hillary Clinton en las elecciones debido a su enfermedad es como una mina terrestre para los mercados de por sí ya frágiles. Como veremos hay más minas en el camino.



Los Rothschild preparan desorden para forzar un ´brave new world´

Lord Jacob Rothschild hace referencia aquí a un colapso conducido de la sociedad por la élite bancaria y no está sorprendido de este suceso como tal sino preocupado por su eventual resultado. “Estamos en aguas desconocidas”, y es imposible predecir las consecuencias de la combinación de tasas de interés muy bajas, con un 30% de la deuda pública mundial con rendimientos negativos y la flexibilización cuantitativa a una escala masiva. Las élites como los Rothschild están preparando así el caos necesario para crear las bases de un gobierno global. Es preciso crear ese caos para generar un nuevo ´orden´. Es obvio que estas cosas no reciben cobertura en los principales medios de comunicación controlados por las élites. Llama la atención que el gobierno de Angela Merkel ha urgido a los alemanes de adquirir cantidades de alimento y agua suficientes para diez y cinco días respectivamente ante la eventualidad de un ataque o catástrofe. Está claro también que las diferentes fracciones de las élites están buscando lograr cosas diferentes en ese caos. Las políticas de inmigración de la canciller Angela Merkel no coinciden con los objetivos de la OTAN o de EEUU. Con el desplazamiento de millones de musulmanes mediante guerras de agresión la élite financiera globalista busca desintegrar a la Unión Europea, en tanto las políticas de Merkel no están realmente interesadas en la seguridad y el bienestar de los alemanes sino en el fortalecimiento de una economía pan-europea. La élite financiera globalista no tiene interés real en salvar al dólar y calcula el momento indicado de aumentar la tasa de interés para dejar a EEUU en bancarrota declarada. Ante una economía norteamericana en bancarrota y la gran duda de que las reservas de oro aún se encuentren en las bóvedas, toda base objetiva de confianza en dicha moneda se perdería. La próxima gran crisis financiera será demasiado grande para que los bancos centrales puedan salvar a la banca.La apuesta de los Rothschild y la élite financiera globalista es que podrán controlarlo todo y crear en medio del desorden un nuevo orden global (´a brave new world) bajo su hegemonía aunque sea a punta de guerra.



Brexit o no Brexit esta es la pregunta

Está muy claro que si Gran Bretaña sale de la UE, y la UE se consolida en su mirada hacia el Este, Londres queda por fuera de la UE y se aislaría la city. Esto permitiría una mejor articulación de la UE con los Brics y Francisco. Es posible que el presidente de EEUU Obama y el primer ministro de Gran Bretaña Cameron en persona están haciendo campaña para un NO al Brexit por temor a esta situación. Por el otro lado, Gran Bretaña al salir de la UE, podría fomentar el euroescepticismo en más países y desarticular la UE. Este escenario le conviene a Londres, porque debilita estratégicamente al Brics y porque le permite controlar a toda Europa desde las cities financieras de Londres-Paris-Frankfurt-Milán-Amsterdam-etc. El confuso escenario complica a los diferentes actores de la City apostar al Brexit o no.



¿Amenaza de guerra mundial para crear un gobierno global?

Durante todo el 2015 y el 2016, la OTAN ha aumentado considerablemente sus bases y ejercicios militares en toda Europa, cercando las fronteras rusas. La Organización del Tratado del Atlántico Norte-OTAN- está “alertando” la amenaza de una invasión rusa a Europa mientras la propia OTAN prepara la escalada atómica. Se vislumbra así ante los medios la amenaza de una guerra termonuclear, amenaza que supuestamente vendría de Rusia. Lo que buscan es hacer público que Rusia ni China hacen caso a las advertencias de la OTAN ante las amenazas de guerra. En realidad la élite financiera globalizada amenaza a Rusia y China si no hacen caso a dicha élite al instalarse el nuevo sistema monetario internacional. Aquellas naciones que “no hacen caso” a dicha élite, como también es el caso de Venezuela y en menor medida países como Ecuador y Bolivia, podrán esperar fuertes sanciones y hasta golpes de estado y en última instancia una confrontación militar.



La Batalla Geopolítica ante un Cambio Civilizatorio

Una propuesta alternativa al neoliberalismo es más estratégica en la medida en que enfoca la contradicción fundamental en la racionalidad existente. Es un dogma en las ciencias económicas afirmar que el proceso de crecimiento económico es impulsado por la innovación tecnológica. Sin embargo la paradoja es que innovaciones tecnológicas más rápidas, van de la mano con reducciones más rápidas en el crecimiento de la productividad del trabajo y con ello la tendencia de la tasa de ganancia es a la baja. Lo anterior se dio en EE.UU. y Europa fines de los años sesenta y en Japón fines de los ochenta. En la actualidad China está en el mismo camino y con ello el fenómeno se ha hecho global. Al invertir menos en maquinaria y equipo, se alarga la vida media del capital fijo y baja la demanda de estos productos y con ello también la tasa de ganancia. Al globalizarse hoy en día el fenómeno parece que hemos llegado a los límites del capitalismo.



Geopolítica de la Casa Común:Los BRICS y el papa Francisco

El banco del Vaticano se encontraba bajo control absoluto de la familia Rothschild. El papa Francisco anunció en marzo de 2015 que habría un año jubilar a partir del 8 de diciembre. El jubileo será “dedicado a la misericordia”, según el papa Francisco. Esto significa una petición de perdón y también implicará la cancelación de la deuda a nivel mundial y una redistribución de los activos mal adquiridos por el cabal. Con ello el papa rompe con los Rothschild. El Papa Francisco anuncia la Tercera Guerra Mundial después de romper con los Rothschild.

El cambio de decisión del banco Rothschild británico de no trasladarse a Hong Kong y seguir en Londres fue motivo geoestratégico. Los Rothschild han decidido volverse a Londres y jugar las cartas contra la salida de Inglaterra de la Unión Europea; la Reserva Federal se debate entre la caída del dólar y el euro, y preservar la libra esterlina; cerrar las fronteras luego de entrega de pasaportes lo que significaría la derogación del Tratado de Schengen. El control migratorio por las migraciones provocadas desde Medio Oriente contribuye al mismo resultado.

Los Rothschild están convirtiendo todo EEUU en un paraíso fiscal (con las Bahamas o Las Vegas) como ha quedado claro una vez más con los ´Papeles de Panamá. Esta última filtración perjudica principalmente a todos los paraísos fiscales que hacen la competencia a los paraísos fiscales norteamericanos, radicados en los estados de Nevada, Wyoming y Dakota del Sur y que son promovidos por la principal mafia bancaria del mundo, el clan Rothschild. Millones y millones de francos suizos han salido de Suiza e invirtiéndose en los EEUU. Otro tanto sucederá entonces a partir del escándalo de los llamados ´Papeles de Panamá´. La salida de dinero europeo de Suiza por parte de los Rothschild ha alarmado al Vaticano que veía peligrar sus propias inversiones.



La Batalla por Un Nuevo Sistema Monetario Internacional

La batalla por un nuevo sistema monetario está en marcha desde hace años. ¿Qué significa esto?, ¿Cuándo se dará efectivamente?, ¿Quiénes están en la pelea? ¿Qué vendrá después y qué implica? Lo primero que tenemos que saber es que significa el cambio del sistema monetario de Bretton Woods de 1944 cuando se instauró el régimen del dólar como moneda internacional de referencia, anclado en el oro hasta principios de la década de los setenta y que luego siguió como moneda fiduciaria sin más respaldo que el poder de EEUU en materia militar y financiero. Esta moneda pronto dejará de ser la moneda internacional de referencia, o sea, dejará de ser la moneda internacional de cambio y de reserva. Sobre este particular hemos estado escribiendo los últimos años. Para nosotros y muchos analistas, este cambio del sistema monetario está fuera de discusión, pero no está tan claro cuando esto se dé efectivamente ni tampoco lo qué viene después. La batalla por otro sistema monetario internacional siempre ha ido asociado a grandes guerras como fue el caso de Bretton Woods al final de la Segunda Guerra Mundial. Una nueva ´gran guerra´ está en marcha que significa mucho más que una guerra militar. Es una batalla en todos los aspectos, lo económico, político, social y militar. Este proceso no es transparente ya que los medios de comunicación crean escenarios de caos en todos los aspectos de la vida que ocultan la verdadera batalla ante los ojos del público en general.