rss 2.0 | atom
Artículos de: Noviembre, 2017

Clinton vs Trump: Globalismo, Continentalismo y Crisis

Las últimas elecciones primariasen EUA ya mostraban elementos novedosos, en ambos partidos las internas daban cuenta que los candidatos de los dos establishments (estamentos o núcleos de poder) habían tenido que enfrentarse con “personajes” que nunca fueron parte del mismo, e incluso eran dos extraños/extranjeros en la política de los dos grandes partidos del bipartidismo del poder financiero norteamericano.
La clase trabajadora en Estados Unidos viene sufriendo una reconfiguración en las últimas décadas, en distintos niveles y que está en relación con los cambios en las formas de organización del capital en general y del capital financiero global en particular que impactan en su “conformación demográfica”.
Los globalistas neoliberales que financiaron e impulsaron la candidatura de Clinton son el campo más visible , pero otro campo menos visible pero altamente interesado, tomó conciencia de que Hillary y su agenda dañarían gravemente la seguridad nacional de EUA y su influencia global. Fue este campo de intereses quien organizó los hechos para que Hillary perdiera.
¿Estamos ante una gran crisis y por lo tanto, ante un gran cambio, un viraje? Las élites corporativas hoy no son monolíticas. Todo lo contrario. Hay divisiones y conflictos importantes dentro del establishment corporativo gobernante.
“Estados Unidos no será más el mismo: entre votos prematuros y conteos espurios, al final decidirá el deep state (estado profundo) de la flagrante antidemocracia estadunidense lubricada por miles de millones de dólares de las trasnacionales de Wall Street y su bancocracia, que pervierten el genuino sufragio popular” . La crisis de la estructura de poder del estado profundo, que es económico-financiera con sus también componentes políticos, ideológico-culturales, telemediáticos, es una realidad observable por un número cada vez mayor de analistas


El Brexit y el Reino Unido: Continentalismo vs Globalismo

El acrónimo Brexit, nacido de Gran Bretaña (Britain) y salida (exit), remite al proceso de salida aun en curso del Reino Unido (RU) de la Unión Europea (UE), cristalizado en el referéndum consultivo que tuvo lugar el 23 de junio de 2016, donde el Brexit se impuso por sobre la permanencia por 52% a 48%. El Brexit no es una concatenación de sucesos casuales que tienen como resultante un referéndum, sino que es un hecho político y social. Como tal, tiene actores con diferentes intereses, agentes que aún hoy disputan el proceso de salida del RU de la UE y que definen la complejidad que atraviesa este hecho y su carácter sumamente crítico a la hora de analizar el tablero geopolítico del siglo XXI.
Hay razones para avizorar un realineamiento del Reino Unido que trasciende la proclama de “euroescepticismo” , que se suponía, arrasaría la UE después de la crisis de deuda de Grecia en el año 2010. Más allá de observar los datos en términos de una lectura de economía política, es preciso realizar principalmente la lectura político-estratégica para visualizar las confrontaciones en una crisis que se profundiza en 2008, se expande hacia la UE en 2010, se hace global en 2013 y continua a partir del 2013 y 2014 con el ingreso y ascenso de los Multipolarismos universales como esquemas de poder de primer orden.