rss 0.92 | rss 1.0 | rss 2.0 | atom
Horizontes de otra racionalidad económica. Crisis de legitimidad de una civilización

Mundialización del ejército industrial de reserva, fin de la democracia representativa. Fin de los recursos naturales y el rol de los países periféricos
Fin de la racionalidad a la vista: La innovación tecnológica llegó a su límite histórico



Somos de la opinión que la composición orgánica del capital ha llegado a los límites de lo posible dentro de los países centrales y por lo pronto también de las relaciones de producción vigentes. Las últimas en vez de ser una palanca de desarrollo de las fuerzas productivas se han transformado en trabas suyas. Sabemos que el incremento en la composición orgánica del capital explica la tendencia a la baja de la tasa de ganancia. Esto un fenómeno muy conocido en términos de valor. El tema aquí es si existen límites a la capacidad de reemplazo de la tecnología como valor de uso. Es un supuesto que la innovación tecnológica genera un ahorro en el costo de la mano de obra al utiliza la nueva tecnología. El costo de fuerza de trabajo necesario por unidad de capital empleado disminuiría, en otras palabras. Es un supuesto que el progreso tecnológico está directamente relacionado con un ahorro en mano de obra al emplear esta nueva tecnología. Lo anterior conlleva a una creciente competencia por el progreso técnico. La tecnología genera, en apariencia, la mayor ganancia esperada. El supuesto aumento en los beneficios a partir de un acelere en la renovación tecnológica induce contablemente a su depreciación, es decir, conlleva a la obsolescencia programada de la tecnología. En resumidas cuentas ello implica acortar la vida media de la tecnología como valor de uso (Robert Dekle, Technological progress and endogenous capital depreciation: evidence from the US and Japan, www.federalreserve.gov , 1994).

Leer texto completo